contraseña

 

Me parece tan familiar y tan distante como un recuerdo ... me hace pensar en un bosque abstracto donde alguna vez viví. Detalle de una obra bidimensional y generosa sobre todo, de tamaño tal que rebasa los Iímites del soporte. Profundidad de otra naturaleza sin puntos de fuga que distraigan su lectura horizontal. Perspectiva inversa donde los planos van creciendo conforme se alejan. Ventanas que voltean hacia un paisaje rojo u ocre, en todo caso artificial y con voluntad propia, móvil que corre de izquierda a derecha y se desliza intercalando los planos del fondo al frente con tal parsimonia que resulta imposible percatarse de ello.

Encuentro súbito con la figura mientras se

repasan las pinturas (ratifico que no es del todo abstracta). Revelación de formas y símbolos reconocibles: una escalera rota, anillos, canceles, paños bordados, neumaticos, peinetas, preguntas y antifaces; acaso una silla por aquí, otra por allá, números y letras dispuestos a manera de códigos indescifrables. Veladuras y capas de materia se superponen transparentándose, se mezclan; hacen difícil descubrir cuál viene antes y cuál después. Amarillas, blancas, azules; limpias, bien tratadas por la vida, optimistas y esperanzadoras: cómo Astrid, su creadora.

 

 

Juan Carlos Macias I.

© 2014 Astrid Sommer. Creado con Wix

  • mtallermx
  • Astrid Sommer