urbana

 

Poema abstracto contradictorio de emociones (por la intuición) y análisis (por la razón) es la obra de Astrid Sommer, como en este mosaico de abstractas realidades puramente pictóricas, concretadas en entretejida elección matérica, sugerentes en intersticiales figuraciones, aunque ilegibles sólo presentidas. La incursión en el grabado, es benéfica por rejuvenecedora, y es un aporte diferente por lo que se expone por sí mismo, a lo que ha predominado en esa materia anteriormente. Es benéfica porque no manipula los sentimientos ajenos, sino los de su propio peculio, siendo éstos los que le produce la gran metrópoli, la que es siluetada por la figura del grabado denominado “Urbana” , misma que puede ser la de los que disfrutamos y padecemos de la ciudad. “Urbana” fue realizada en una plancha metálica, aunque con una apariencia de collage, por lo que no tiene resistencias lo que facilita el tránsito interpretativo: ella no tiene atributos personales, los que tiene son los de su macro entorno, lleno de vericuetos: avenidas asfaltadas, grandes edificios, fábricas, señalizaciones, escaleras, azoteas y la bella catedral de Guadalajara, en el entrecejo. ¿Cuando se caiga la catedral de 

Guadalajara, por incuria nuestra, los jaliscienses seremos los mismos? Esta reflexión es provocada por la artista a la inclusión de la edificación. ¿Qué resorte le movió el acordarse de ella para incluirla en esta encarnación de la metrópoli jalisciense, con el más puro expresionismo dialéctico? Lastimosamente tenemos la respuesta: ella viene de fuera, con otros ojos, y buenos sentimientos. No trae animosidades, sin la cultura del encono que tanto debilita y cuán peligroso es. No obstante las escarificaciones y encimamiento constructivo con que Astrid debió impregnar la obra, por algún sutil artificio, Urbana es, si no bella, sí bonita y reflexiva e interesante. Esto último lo vuelvo a decir con repetido y alternativo golpeteo de mis nerviosos dedos de la mano izquierda: “interesante, interesante”.En los artistas plásticos que dominan cada centímetro de sus obras y en donde no sobra nada, incluso en sus poemas pictóricos abstractos emocionales, se hace notorio que sí saben lo que hacen y aportan. Como es el caso de la Sommer.

 

Carlos Navarro

© 2014 Astrid Sommer. Creado con Wix

  • mtallermx
  • Astrid Sommer